Si dejamos atrás el bullicio de los destinos turísticos mas populares y conocidos nos encontramos con verdaderas joyas incrustadas en el tiempo.

Hace tres años durante un viaje con nuestra caravana (Recreational Vehicle) pasamos por esta ciudad y nos quedamos con muchas ganas de regresar. El deseo se nos hizo realidad este mes pasado de abril y sin dudar me dirigí al lugar donde sabia podía encontrar esta joya.

La pequeña ciudad de Mason es la cede del condado de Mason localizada en Altiplano Edwards (Edwards Plateau.) Este altiplano es donde cruzan el centro, sur y oeste del estado de Texas. Al oriente de esta región se encuentra la bella Zona de Cerros (Hill Country.)

La mayoría de los viajeros reconocen el nombre de Fredericksburg por su popular oferta de viñedos y cervecerías artesanales además de su belleza natural. Pero no todos saben que la joya de la región se encuentra a solo 42 millas con dirección al noroeste sobre la carretera 87 y a 110 millas de San Antoio.

¿Por qué la joya de Texas? Además de ser un pintoresco lugar con su edificio de la corte – recientemente dañado por un incendio provocado – centrado en la plaza principal rodeada de restaurantes y tiendas, Mason es el único lugar donde se encuentra el Topacio del Condado de Mason (Mason County Topaz.)

El topacio es la joya oficial del estado de Texas y solo se encuentra aquí por lo cual el slogan de la ciudad es La Joya de la Zona de Cerros (The Gem of the Hill Country.) Esta piedra semi preciosa fue oficialmente adoptada como la joya de Texas durante el periodo legislativo del 26 de marzo de 1969.

Este topacio se descubrió en 1904 cuando arqueólogos buscaban vestigios de tribus indígenas a orillas de un riachuelo cercano. Los riachuelos de esta zona corren sobre pegmatitas de granito donde los topacios y los cuarzos se forman y se liberan debido a la erosión desplazándose a las orillas de ríos y riachuelos.

Estos topacios presentan diferentes tonalidades desde transparentes hasta un azul muy claro, aguamarina o azul oscuro. Los llamados Hielo del Desierto (Desert Ice) son escarchados y no cuentan con la cualidad cristalina de los otros. El topacio cuenta con 4, 8 o 12 lados vidriosos mientras que el cuarzo tiene solo 6 lados. El topacio brilla con el sol por su alto índice refractivo y se aproxima en dureza al diamante.

Lo que a mi mas me gusto es su corte original llamado El Corte de la Estrella Solitaria (The Lone Star Cut.) nombrado por la estrella solitaria de cinco puntas de la bandera de Texas. Este corte fue creado en 1974 por geólogos de la ciudad de San Angelo – otro de los destinos de este altiplano – y designado el corte de joya oficial del estado en 1977.

Vamos a tener que regresar a Mason para ver el topacio mas grande que se haya encontrado en el condado de Mason y el mas grande en Norteamérica. ¡Esta joya pesa casi tres libras! Y es de color azul pálido. No siempre se puede admirar esta joya en el museo de Mason pues seguido anda de gira por el país, pero el museo cuenta con una gran colección de topacios encontrados en la zona además de muchos datos históricos de la ciudad. El museo esta abierto de jueves a domingo solamente.

Los amantes de la aventura pueden hacer su reservación para buscar topacios en el Rancho Lindsay llamando al 325-347-4052. Para hacer de esta aventura toda una experiencia, el rancho cuenta con dos cabañas para pasar la noche cómodamente.

Muchos folletos turísticos sugieren una visita de un día, pero para mí no es suficiente a menos que las personas disfruten de visitas relámpago. Hay mucho que ver sobre todo durante la primavera y el otoño cuando el clima es mas cálido.

Si gustan de caminar pueden estacionar el coche en la plaza principal y caminar al Fuerte Mason pasando por la biblioteca pública, el edificio histórico de la cárcel y el edificio de la corte del condado de Mason. Aquí se respira un aire provinciano donde la vida deja su ritmo acelerado para brindarnos tranquilidad y esparcimiento. Hay tres viñedos que ofrecen cata de vinos muy cerca del centro de la ciudad además de opciones para pernoctar. Me llamó la atención ver en las puertas de negocios y casas notitas con esquelas de los que se fueron con información sobre velorio y entierro. Nada de “apps” sino simples notas cargadas de nostalgia.

¿Y dónde encontré esta joya tan preciada para esta Tejana de corazón y herencia? A solamente una cuadra del centro de la ciudad en una tienda llamada Mason County Collectibles. Ahí tienen un espacio dedicado especialmente a la venta de este topacio con el corte “Lone Star.” Anillos y pendientes de varios quilates montados en plata y otros en oro de 10 y 14 kilates. Yo buscaba algo discreto, pero con presencia. El propietario del lugar es muy conocedor y sin presión me ayudo a encontrar lo que buscaba. Debido al tamaño y pureza del topacio además del material en que este vaya montado los precios van desde los $250 hasta los $1,000 en términos generales.

No se a ustedes lectores si les guste visitar lo muy popular o lo mas desconocido. A nosotros nos apasiona encontrar nuevas experiencias como lo fue encontrar la joya oficial de Texas.