La U.S. 66, también conocida como U.S. Route 66, Route 66 (Ruta 66), The Main Street of America (La calle principal de América), The Mother Road (La carretera madre) y la Will Rogers Highway1 (Carretera de Will Rogers), formó parte de la Red de Carreteras Federales de Estados Unidos. Una de las rutas federales originales, la U.S. 66 se estableció el 11 de noviembre de 1926, aunque no se señalizó hasta el año siguiente. Originalmente discurría desde Chicago (Illinois), a través Misuri, Kansas, Oklahoma, Texas, Nuevo México, Arizona y California, hasta finalizar en Los Ángeles con un recorrido total de 2,448 millas (3,939 km). Wikipedia.

Aquí en el Valle tenemos una carretera conocida como Bus. 83. Dedicada a los Veteranos de la guerra de Vietnam  por su nombre oficial; “Texas Vietnam Veterans Memorial Highway” Esta carretera se origina en la carretera US 77 de la ciudad de Brownsville y continua paralela al Rio Grande o Rio Bravo hasta llegar a Laredo, de ahí se discurre hacia el norte a través de Abilene siguiendo hacia la frontera de Texas y Oklahoma al norte de Perryton, en el condado de Ochiltree. Es la carretera más larga de Norte a Sur en Texas, y la segunda más larga en general después de la carretera interestatal 10.

Así como en la histórica Ruta 66, en el tramo de la Bus. 83 que corresponde al Valle de Texas se puede apreciar mucho de nuestra cultura “TEX-MEX.”  En varias ocasiones mi esposo y yo hemos viajado esa ruta partiendo de Harlingen hasta llegar a Mission  parando a tomar fotografías y visitar los mercados de frutas y verduras o los vendedores ambulantes quienes siempre tienen alguna historia muy interesante que contar.  La arquitectura de los edificios, muchos de ellos abandonados, despiertan mi imaginación transportándome a otra época donde la vida era más apacible y el transito más lento. Las vías del ferrocarril flanquean nuestro paso así como un sinfín de establecimientos y señales con letreros muy originales.  Los invito a que recorran esta ruta y compartan sus experiencias.

Photo taken by Lupe Gonzales